LLEVATE UN AÑO DE HOSTING PERSONALIZADO

LLEVATE UN AÑO DE HOSTING PERSONALIZADO
Internet comienza aqui!

jueves, 30 de julio de 2015

En Bogotá también se patina en las noches

Grupo de jóvenes hace rodadas en patines en la Bogotá nocturna. Eran solo 7 hace 3 años, hoy son 60.

Por: EL TIEMPO

Un grupo de 60 jóvenes recorren entre 15 y 20 kilómetros de ciudad en patines durante tres horas, en medio de la noche. Bogotá patina en la búsqueda de otra alternativa de movilidad.

Viajan, saltan, danzan, vuelan. Sueñan la vida en patines. Bogotá, literalmente, una ciudad a sus pies. Lunes y martes no los busquen. No ruedan. Miércoles, jueves y viernes recorren la ciudad de noche y su principal punto de encuentro es Facebook, la red social por donde convocan y contactan seguidores.

Hace 3 años eran 7 jóvenes que le propusieron a una ciudad sin analgésico y con congestión, una manera diferente de disfrutar y viajar de un territorio a otro. Sin contaminar. Sin agredir. Con diversión y pasión ganaron una convocatoria oficial. Ahora son más de 60. La meta es que la ciudad tenga un sentido de movilidad diferente, “que hay otras opciones”, dice Camila Martín, de 22 años.

El pasado viernes, los vimos pasar por la calle 80 con Boyacá. Rumbo: desconocido. No dicen las rutas con antelación por seguridad, pero para la inseguridad se acompañan, se ayudan. Cómplices sobre ruedas: van dos monitores con chaleco reflectivo verde y radioteléfono dando instrucciones. Camila es una de las controladoras. Sin protagonismo, con respeto por el peatón, su mejor amigo; por el ciclista, su aliado, y por el conductor, su reto.

La líder de esta iniciativa es Diana Ramírez, una mujer de ‘patines tomar’. Tiene el liderazgo del grupo. Es ella la mamá de Bogotá Patina, iniciativa que inició un 20 de julio con una convocatoria del IDRD.

Quienes la respaldan son hombres, entre ellos su hermano Mauricio, porque reconocen que son ellas las dueñas del patinaje urbano. Cada día que pasa llegan más y más mujeres a rodar. Mauricio no ahorra calificativos para hablar de Diana. Admiración.

Pero ellos se desprenden de esos lujos y le abren paso a su convicción: ver tablas, ciclas, patines, patinetas, monaretas, triciclos y peatones comulgando como un antihistamínico ideal para el caos vehicular de Bogotá: “Hay otros medios no tradicionales de transporte urbano”, afirma Érik Pastor.

Se trata de un proyecto macrosocial y de cultura urbana –para hablar en términos académicos y seducir a quienes no les convence este tipo de iniciativas–, que rueda con rumbo a la transformación, incluso de las ciclorrutas. “¿Por qué solo ciclorrutas? ¿Por qué no vías para transporte no contaminante? ¿O alternativo?”, se pregunta Francisco, un ingeniero que aprendió a usar patines los sábados en el parque San Andrés, donde Bogotá Patina enseña gratis.

Listos para el recorrido

“¿Quién no sabe bajar puentes?, ¿quién no sabe frenar? ¿Quién no sabe montar patines?”.

Siete mujeres levantan la mano y de inmediato les asignan un acompañante que las guíe. No es porque sean mujeres, no. Es porque cada día son más las mujeres vinculadas a estas iniciativas de jóvenes.

Las instrucciones: mano arriba, reducción de la velocidad. Grito: cicla se aproxima. Pito: todos a la derecha que va a pasar Camila.

Para ellos es toda una experiencia. Es conocer gente, nuevos lugares. Es sentir el viento en la cara. Es una especie de política antidrogas, antitabaco y antialcohol de los jóvenes, puesto que en últimas se trata de ocupar el tiempo libre en formación con sana diversión.

Eso los hace muy felices. Se les ve.

EL TIEMPO

fuente : http://app.eltiempo.com/bogota/noches-en-bogota/16122823

Seacat Colonia

Seacat Colonia
Transportadora Oficial del Montevideo Rollertour